Oficina Nacional de Asuntos Religiosos/a>

Oficina Nacional de Asuntos Religiosos

Ministerio Secretaría General de la Presidencia

Director de la ONAR visita iglesias afectadas por actos vandálicos

Pbro Pedro Narbona, cura párroco de la Iglesia de La Veracruz, junto al titular de la ONAR, Javier Castro.

Santiago, 10 de diciembre.-          Hasta el barrio Lastarria en la comuna de Santiago, llegó el Director de la ONAR, Javier Castro, para visitar junto al Padre Pedro Narbona, párroco de Iglesia de La Veracruz, las dependencias del templo que fue atacado por antisociales y posteriormente incendiado el pasado 12 de noviembre.

En la ocasión, pudieron recorrer las dependencias del templo totalmente siniestrado, en la que constataron los graves daños que sufrió producto del saqueo e incendio, y que hasta el momento la pérdida material y patrimonial está avaluada en cientos de millones de pesos.

El padre Narbona es además párroco de la Iglesia de la Asunción, que también fue afectada por actos de saqueos y profanación en el marco de los graves desmanes que se produjeron en las inmediaciones de plaza Italia el pasado 08 de noviembre.

Para el padre Pedro Narbona, estos atentados no son hechos aislados, y da cuenta que hubo más de 15 intentos previos de ataques hacia los templos de Vicuña Mackenna y Lastarria.

Actualmente la feligresía católica del barrio Lastarria se congrega en un salón contiguo al siniestrado templo, con la esperanza de mantener activa la vida sacramental de la comunidad.

Lamentablemente, desde que se inició la crisis social el pasado 18 de octubre, templos y espacios de culto de diversos credos han sido afectados por actos vandálicos, como ataques, saqueos, profanación, rayados, destrozos e incendios.

La negra cifra da cuenta de más de 40 templos católicos afectados con diversos daños, entre los más graves son los atentados a las Iglesias de La Veracruz, de la Asunción – en Santiago- y la Catedral Valparaíso y de Puerto Montt. En tanto, las iglesias evangélicas también se han visto afectadas por la ola violencia y destrucción contra lugares de culto, donde una docena de sus iglesias han sido atacadas, como es el caso de los atentados incendiarios a la Iglesia Bendecidos para Bendecir y Ministerio Gracia ubicadas en el sector de metro Santa Lucía, a la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera de Victoria, región de La Araucanía, o a la Iglesia Jesucristo Pentecostal de Chile de Santiago centro.

Otras comunidades religiosas también se han visto afectadas por actos de violencia e incitación al odio en las últimas semanas. Este es el caso de la Comunidad Judía de Chile, que ha sufrido rayados antisemitas en espacios como el Cementerio Judío de Santiago, emplazado en la comuna de Conchalí, o el ataque con bombas molotov al edificio de la comunidad israelita de Concepción.

Estos graves hechos, encienden la alerta de las autoridades ante la magnitud de los ataques, que afectan no sólo a inmuebles y bienes materiales, sino que además amenazan a personas y lesionan el derecho de estas a la libertad religiosa y de culto, consagrado en nuestra constitución.

De igual forma, el titular de la ONAR manifestó la intención del organismo de colaborar en los procesos de reconstrucción, a través de gestiones con los ministerios y servicios competentes.

*Fuente: Informe daños a templos católicos: http://www.obispadodeancud.cl/informe-de-danos-de-templos-de-la-iglesia-catolica/