Un fructífero 2011

Estamos terminando un año 2011 muy fructífero. Se aprobaron proyectos emblemáticos y esperados largamente por los chilenos, como la extensión del postnatal, el descuento del 7% de cotización para los jubilados, importantes reformas para mejorar la calidad y el acceso a la educación y reformas para mejorar la democracia, como la Inscripción Automática y el Voto Voluntario. Todas ellas nos permiten continuar construyendo una sociedad de valores, seguridades y oportunidades.

El sello de nuestro Gobierno está marcado por una cultura de cumplimiento y de rendición de cuentas ante la ciudadanía. Por ello, he pedido a la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR), resumir sus actividades del 2011 en el documento que por este medio les envío.

Sabemos que aún queda mucho por avanzar. Así, entre otras cosas, en el año 2012 continuaremos trabajando para que en cada una de las instituciones del Estado,la libertad e igualdad religiosa sean una realidad. Por esto, descentralizaremos aún más nuestro trabajo con las iglesias evangélicas, disponiendo que en cada región los Intendentes instalen mesas de trabajo para resolver los problemas propios de cada región.

Que Dios nos ayude en esta tarea.

Confiando en un aún mejor año 2012, un saludo afectuoso.

Cristián Larroulet Vignau
Ministro Secretario General de la Presidencia.

 

Para descargar el documento haga click aquí.