Ezzati cardenal: “Un reconocimiento a la Iglesia Católica en Chile”

Ricardo Ezzati

Su gratitud al Papa Francisco expresó este domingo el Arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati Andrello, quien será creado cardenal el 22 de febrero, conforme lo anunció el propio Santo Padre durante el rezo del Angelus.

“Espero vivir este servicio en humildad y sencillez”

Al señalársele que será el segundo cardenal salesiano en Chile, expresó: “En primer lugar, un gran sentimiento de admiración hacia el cardenal Raúl Silva Henríquez, a quien pude acompañar muy de cerca y quien me brindó mucha confianza desde que llegué Santiago como rector del seminario salesiano de Lo Cañas. El cardenal me pidió que lo acompañara como su confesor y director espiritual. Yo aprendí a ser hijo y, al mismo tiempo, hermano de una cardenal de la Iglesia que tanto bien hizo a la Iglesia en Chile. De él he podido aprender una cosa muy importante, que yo he mencionado en muchos escritos sobre su labor: cuando uno se pregunta del porqué de tanta fecundidad apostólica, misionera, de tanto compromiso, hay una sola explicación, y sólo el que ha conocido su espíritu, su interior, lo puede decir, y eso que su gran fe en el Señor. Así que yo espero aprender del cardenal Silva y continuar en ese espíritu que vi en él”.

Ante algunas críticas por su creación como cardenal, monseñor Ezzati manifestó: “Me imagino que sí, todo el mundo tiene derecho a hacerlo”. Agregó que “las críticas uno las puede acoger siempre. Yo he tratado de ser siempre un pastor muy cercano, un pastor que enfrenta los problemas y que, naturalmente, no a todos les gusta”.

Luego, el pastor precisó que ser cardenal “es simplemente un servicio a la Iglesia que el Papa pide a algunos obispos y yo espero vivir en la humildad y en la sencillez esta distinción del Santo Padre”. Añadió que a pesar de esta decisión el Papa, de haber sido llamado a integrar la Congregación para la Educación y de ser presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, seguirá ejerciendo como Arzobispo de Santiago. “Creo que no hay ningún cambio en ese sentido. Mi primera tarea, la más importante y fundamental es la de ser pastor de la Iglesia en Santiago. Los otros son servicios que la Iglesia pide y que con generosidad espero ofrecer”.

Al explicar lo que significa para el país contar con un cardenal, monseñor Ezzati indicó que “es un reconocimiento a la Iglesia Católica en Chile más que a mi persona, y de eso yo estoy muy agradecido al Santo Padre. Esta es una Iglesia viva, que está levantando su cabeza y que está aprendiendo también de sus errores, pero es una Iglesia que en sus bases está llena de fe, y esta designación del Santo Padre es un signo de esperanza”.