Iglesias se unen en una “Oración por Chile” previo a la Primera Sesión de Instalación de la Convención Constitucional

Con la presencia de las autoridades del Ministerio Secretaría General de la Presidencia y de los representantes de las diferentes iglesias del país, este domingo se realizó la “Oración por Chile”, organizada por la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos de SEGPRES.

Santiago,4 de julio 2021-. Organizado por la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR) del Ministerio Secretaría General de la Presidencia (SEGPRES), este domingo 4 de julio, a las 9:00 horas, se realizó la “Oración por Chile” de manera virtual, con representantes de los diferentes credos del país para rezar por exitoso proceso de instalación de la Convención Constitucional.

En la instancia, participó de manera presencial el subsecretario general de la Presidencia, Máximo Pavez; el director de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos, Jeremías Medina; el capellán de La Moneda de la comunidad judía, rabino Eduardo Waingortin; el obispo de la Iglesia Católica, Juan Ignacio González; y el obispo anglicano, Alfred Cooper, de la Iglesia Evangélica.

También estuvieron presentes de manera telemática el obispo evangélico José Rivas; el secretario general del Centro Islámico, Mohamad Rumié; Helgi Hukdhs, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, además de otros representantes de las religiones judía, evangélica, católica, musulmana, mormona, ortodoxa y baha´í.

Los participantes oraron por Chile y por la protección, dirección y sabiduría de los Convencionales Constituyentes que hoy iniciarán el importante proceso de proponer un texto para la futura Constitución de nuestro país.

Luego de la Oración por Chile, el subsecretario general de la Presidencia, Máximo Pavez, señaló que “nos hemos convocado de manera breve, sobria, con distintos representantes de las diferentes religiones que alimentan la espiritualidad de nuestro país para hacer una oración por Chile. Nuestro país comienza un momento histórico de discusión constitucional y hemos querido honrar también la espiritualidad de Chile. Nuestro país es un país creyente y hemos querido encomendar y rezar para poner el proceso constituyente también en manos de Dios”.

“Como dijo alguna vez alguien, la política es la máxima expresión de la caridad, por lo tanto la labor de los constituyentes el fundamental para crear un país más justo”, agregó el subsecretario.

El rabino Eduardo Waingortin destacó la importancia de este proceso que representa un desafío para todo Chile. “Desde la diversidad, que es uno de los elementos que convoca a esta nueva Constitución, la diversidad de credos pide la presencia de Dios en nuestros corazones y en la de los constituyentes. Estamos convencidos que estará con nosotros, nos protegerá, nos iluminará y dará en estas 155 personas la idoneidad, la profundidad y la visión de pluralidad como la que tenemos nosotros”, afirmó.

El obispo católico de San Bernardo, Juan Ignacio González, indicó que “éste es el trabajo más importante que la patria le puede pedir a sus ciudadanos. Que el señor bendiga a todos convencionales, que les dé sabiduría, justicia y equidad y, sobre todo, que tengan siempre presente a la gente más necesitada y más pobre, a las realidades diversas de nuestra patria, a los inmigrantes, a nuestros pueblos originarios y, particularmente, las tradiciones que hemos recibido de nuestros antepasados, los fundadores de nuestra república”.

Finalmente, el representante protocolar de las iglesias evangélicas y protestantes, Alfred Cooper, dijo que “oramos especialmente para que haya sabiduría y que haya gran presencia de dios, sobre todo este proceso que será público, una gran conversación nacional para que surja un Chile unido, un Chile diverso, un Chile interesante y rico en todo lo que compone esta gran nación”.