Mundo Evangélico celebra designación de capellán en el Hospital Clínico de Magallanes

 

capellan

Los representantes del Mundo Evangélico celebraron la designación del pastor Samuel Obando Aparicio, como el capellán del Hospital Clínico de Magallanes, en el marco de una solemne ceremonia que se desarrolló en el auditorio del recinto y donde participaron más de 90 personas.Así se dio cumplimiento formalmente a uno de los 30 compromisos asumidos por el Presidente de la República, Sebastián Piñera con el Mundo Evangélico, a través de las gobernaciones provinciales, ya que se oficializó la capellanía evangélica en el centro hospitalario. Esta funciona desde junio en el lugar.

 

 

 

 

El gobernador de la provincia de Magallanes, Segundo Álvarez, destacó que el trabajo conjunto, refleja la gestión que se ha realizado y demuestra que cuando hay voluntad de lograr objetivos, todo se puede cumplir. 

 

“Nuestro Gobierno ha desarrollado una mesa de diálogo a través de las gobernaciones para dar cumplimiento a los compromisos asumidos. La capellanía era un anhelo que tenían los representantes del Mundo Evangélico y ello se conjuga con la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes, donde los enfermos tienen acceso a atención espiritual de todos los credos. Así vemos que tienen un espacio en el hospital, y la verdad es que hoy es un gran día para el pueblo evangélico”, manifestó el gobernador Álvarez.

 

Durante la ceremonia se leyó la resolución exenta N°3179, que autoriza a los pastores a ejercer la Capellanía Evangélica, y se efectuó la firma del documento respectivo que acredita el compromiso.

 

Posterior a ello se realizó la orden de instalación del Capellán Evangélico, Samuel Obando, en donde participaron los pastores de las distintas entidades religiosas.

 

El pastor y capellán, Obando, señaló que es un gran paso para el Mundo Evangélico, por la posibilidad que tienen de ser un aporte a la sociedad como Iglesia, ya que por años trabajaron hacia dentro y descuidaron el área social.

 

“Este es un tiempo donde se desea salir de las cuatro paredes y bendecir a las personas que lo necesitan. Es un honor y una gran responsabilidad social, siendo una buena instancia para ayudar al hospital en la recuperación de las personas  y también aportar a que la vida espiritual de los pacientes y del personal que trabaja, sea optimizado tanto como para una mejor atención y recuperación más pronta de las personas que asisten a este recinto hospitalario”, dijo el pastor Obando.

 

Finalmente el director subrogante del Hospital Clínico, doctor Mario Mayanz, comentó que siempre ha habido una presencia del Mundo Evangélico en los hospitales. “Tenemos un claro ejemplo con los pastores y las Damas de Blanco, que no sólo apoyan a los enfermos, sino también a nuestro personas que muchas veces los requiere”.