REPRESENTANTE DE LA ONAR INFORMÓ A PASTORES EVANGÉLICOS LA CREACIÓN DEL SISTEMA NACIONAL DE ACREDITACIÓN PARA MINISTROS DE CULTO

Pastores evangélicos podrán brindar asistencia espiritual en hospitales

El representante de la Oficina de Asuntos Religiosos (ONAR) del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, Jeremías Medina se reunió esta mañana con el gobernador provincial de Bío Bío, Renato Paredes Larenas e integrantes de la mesa provincial evangélica de Bío Bío, para informarles de la creación del Sistema Nacional de Acreditación para Ministros de Culto.

Esta iniciativa tiene por objetivo facilitar el acceso de todos los pastores de diversos credos a los recintos hospitalarios, con el fin de que puedan asistir espiritualmente a los enfermos y a sus familias.

Lo anterior, para Medina constituye el término a la discriminación que afecta a muchos pastores evangélicos de todo el país, de manera de avanzar decididamente en la igualdad religiosa y en el trato entre los credos a nivel nacional.

En tanto para la máxima autoridad provincial, el nuevo sistema es una gran noticia que se enmarca dentro de los 30 compromisos del Gobierno con el mundo evangélico y protestante, “y así como hoy día el representante de la ONAR nos ha dado a conocer esta iniciativa, estoy seguro que trabajando en conjunto, Gobierno y pastores, podremos lograr nuevos proyectos en beneficio de la iglesia evangélica, de la provincia y del país”.

Por otra parte, en el marco de su visita a Los Ángeles, Medina enfatiza que “se está trabajando para descentralizar la labor de la ONAR, de manera de poner en práctica sus ideales en el terreno mismo y analizar en la provincia, a través de las mesas provinciales evangélicas, cada una de las problemáticas y necesidades que estas posean”.

Ante esto, los pastores presentes, representados por el abogado asesor del Consejo de pastores de Los Ángeles, Claudio Ramos, manifestaron algunas de las inquietudes y áreas con mayores problemas para el mundo evangélico de la provincia. Dentro de éstas destacan; la discriminación, la urgencia en la creación de una división de asuntos religiosos, el centralismo en el país, la falta de recursos disponibles, la poca participación de los representantes evangélicos en actividades públicas y la inclusión de las clases de religión evangélicas en los colegios, escuelas y liceos de la provincia.

Temas que fueron recopilados por el representante de la ONAR de manera de poder trabajarlos a nivel provincial, regional y nacional.

Por último, Medina agradeció al gobernador por la invitación y el compromiso que siempre ha demostrado con los evangélicos de la provincia de Bío Bío, y “pidió a los pastores difundir el nuevo sistema de acreditación, informando a cada uno de los pastores de las distintas comunas que deben acercarse a la Gobernación Provincial o a la Seremi de Gobierno y entregar sus antecedentes, de manera de crear su acreditación y así poder ser reconocidos como pastores. Logro que es parte de una señal de confianza del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera con el mundo evangélico”.